viernes, 7 de agosto de 2009

El tema es "La pobreza"

Foto Diario La Nación 7(08/09

Si bien el tema de la pobreza es una de "las grandes" procupaciones? a nivel mundial, haré en este caso un comentario de como se está dando en la Argentina de hoy.

Leyendo y escuchando en periódicos y programas televisivos de diferente orientación y posiciones sobre el tema, se me ocurrió que en un abordaje inicial debía tener en cuenta algunos aspectos relacionantes, propongo las siguientes, sin decir por ello que sean las únicas posibles.


¿Que tienen que ver:


* las relaciones Gobierno Nacional/Gobiernos Provinciales en cuanto a la "coparticipación"?


* la delegación de " facultades especiales" al Ejecutivo nacional?


* el incremento de la pobreza en Argentina?


* cuáles son las políticas estatales tanto nacionales como provinciales?


Según el historiador Natalio Botana, la Constitución de 1853, estableció un régimen mixto que combinó "la idea unitaria del orden nacional y la experiencia de autonomías provinciales" que se habían expresado durante los años preconstitucionales. Régimen unitario y federal, al decir del Dr Pérez Gilhou, "en el cual los aspectos centralizadores son tan o más fuertes que los federales".

Para ejemplificar esto, decimos que el sistema de coparticipación de los recursos que el estado Nacional comparte con las provincias ha ido variando en el tiempo. según el senador nacional Adolfo Rodriguez Saa, en un momento fue del 57% para las provincias y del 43% para la Nación; hoy dijo es de 77% para la Nación y del 23% para las provincias. Además recordemos que en la década del 90 se produjo la "provincialización" de la educación y la salud, entre otras, es decir los establecimientos educativos y de salud de gestión nacional pasaron a ser gestionados por las respectivas provincias.

Una consecuencia de estos cambios ha provocado que en la actualidad más de la mitad de las provincias tengan déficit fiscal, el mayor de los cuales es el bonaerense. El desequilibrio se debe a que el aumento de los recursos fiscales de los últimos años se registraron en impuestos no coparticipables, por lo cual aumentó la dependencia de las provincias de las transferencias que se realizan a través del Programa de Asistencia Financiera, pero también de aportes del Gobierno Nacional que decide en forma discrecional. Por este motivo, el déficit dificulta el financiamiento de actividades básicas provinciales y aumenta la dependencia política de las jurisdicciones en relación a la Nación.


Entramos al segundo de los aspectos mencionados que está relacionado al punto anterior: el otorgamiento de facultades extraordinarias. Los superpoderes son facultades delegadas por el Congreso al Poder Ejecutivo para que el jefe de Gabinete pueda reasignar partidas en forma discrecional dentro del presupuesto. Esa competencia quedó consagrada por ley en 2006, cuando el oficialismo modificó la ley 24.156, de Administración Financiera. Previo a ello se prorrogaban año tras año con cada ley de presupuesto. Es decir, cada año se agudiza en las provincias la posibilidad de "ajustar" sus respectivos presupuestos para equilibrar la atención a una mejor distribución de recursos, y por ende solucionar problemas estructurales como es el de la pobreza. Quizás debiera ser analizado la calidad de gestión en cada provincia, pero en fin... el tema queda pendiente.


En cuanto al incremento de la pobreza en Argentina, no es mi propósito "historiar" el tema. Lo que nadie puede desconocer es que el mismo ha sido una constante en nuestro país, que hubo algun que otro período de mejora en la situación socio-económico de todos los sectores, pero que desde el retorno de la democracia, la situación de pobreza e indigencia de los sectores de menores recursos se ha ido deteriorando pese a que los gobiernos de turno siempre y ...reitero siempre han ocultado la realidad, mirando hacia otro lado y proclamando a "las bondades y realizaciones" de sus respectivos modelos. Hoy las imágenes de gente que viven hacinada en villas miserias rodeando los diferentes centros urbano del país, gente que come de los residuos que encuentran en las calles, niños que mueren por desnutrición, comunidades indígenas marginadas, son imágenes de una realidad que no puede ocultarse. Se discuten las cifras, pero... ¿en cuál debemos creer?. Según los informes del Indec (tan cuestionado) del último semestre de 2008, la línea de pobreza es del 15,3% y la de indigencia es del 4,4%. Néstor Kirchner expresó ayer que la pobreza hoy no supera más del 23%. En cambio, el informe del Observatorio de la deuda social de la Argentina, elaborado por la Universidad Católica Argentina (UCA), la pobreza alcanza al 34,5% de la población y la indigencia, al 11,7%. Según esta estadística, más de 12.500.000 personas se encontrarían bajo la línea de la pobreza, de las cuales por lo menos 4.500.000 sufrirían de indigencia económica y riesgo alimentario.


Por último, ayer causó un gran malestar en el gobierno nacional, el breve pero muy contundente, mensaje del papa Benedicto XVI donde advirtió, entre otras consideraciones, sobre la necesidad de "reducir el escándalo de la pobreza y la inequidad social" en la Argentina. Las palabras del Papa se conocieron en ocasión del lanzamiento de la colecta nacional Más por Menos, y constituyen el más fuerte respaldo a las recientes denuncias de la Iglesia sobre el agravamiento de las condiciones de la pobreza en el país, que el Gobierno había rechazado reiteradamente. Como en otras oportunidades, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, intentó minimizar el impacto del mensaje del jefe de la Iglesia y dijo que las palabras del Pontífice fueron "manipuladas" por los medios. Afirmó, además, que las expresiones sobre el "escándalo" de la pobreza en la Argentina fueron "más o menos lo mismo que dijo a todos los países del mundo". Y reclamó: "No le hagan decir al Papa lo que no dijo". Para Fernández, "manipular las palabras del Santo Padre es una falta total de calidad informativa y desde el punto de vista humano es casi berreta". Y añadió que el Gobierno se suma a las "expresiones del Papa", porque llegó a la política para cambiar eso.


Para finalizar, la Argentina es el cuarto exportador de alimentos del mundo, pero es el primero per capita. Es decir que ningún país exporta tantos alimentos de acuerdo a la cantidad de habitantes que tiene. Que en estas condiciones uno cada siete argentinos hoy se esté alimentando en forma insuficiente hace que le quepa muy bien la dura palabra de escándalo. La pobreza humanamente duele, y avergüenza e irrita la tremenda inequidad entre los que no tienen trabajo, ni asistencia social, ni educación, ni abrigo, ni comida y los que incrementan escandalosamente sus patrimonios, realizan gastos abusivos con aportes de todos los ciudadanos (avión de Jaime), realizan "salvatajes" a empresas fantasmas, y mucho más.




5 comentarios:

Mariano dijo...

A ver opinion cortita: 1 a la Iglesia le encanta correr al gobierno por la izquierda.
2 creo que de la decada de los 90 se sale dificil falta mucho
3 es verdad que los politicos antes qeu dedicarse a "amasar" deberian tratar de bajar la pobreza sobre todo si estas en elgobierno por 8 anos.
io

Marta dijo...

Gracias por tu comentario. Por supuesto que el tema da para mucho mas. Veremo como podemos mejorarlo
Nos hablamos

Mariano dijo...

AHH ME OLVIDABA PASEN POR ACA Y DEJENSE LLEVAR PORLOS LINKS
Y LUEGO ME CUENTAN
http://espectadores.wordpress.com/

Marta dijo...

Mire un poco por encima y me parecio muy interesante. En cuanto pueda lo veo mejor. Muchas gracias por enviarme informacion. Besos

KI dijo...

La pobreza siempre sera un tema de agenda. Ojala se traduzca en la reducción de la misma a corto plazo. Hay buenas intenciones, pero falta una mejor organización de los recursos.

Saludos